Tips para que tus hijos coman más frutas y verduras

Hoy más que nunca, estamos conscientes de la importancia de una alimentación saludable para el adecuado crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, y las frutas y las verduras por su contenido de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, juegan un papel clave.

Sin embargo, en ocasiones nos cuesta trabajo lograr que nuestros hijos consuman frutas y verduras de forma habitual, para lograrlo, a continuación te compartimos algunos tips que te pueden ayudar a conseguirlo:

Al momento de comprarlas

Involucra a tus hijos en la compra de las frutas y verduras que se consumirán en casa, cuando vayas al mercado o al autoservicio a comprarlas, pídeles que elijan una nueva fruta y verduras que quieran probar. También, permíteles que agreguen a la copara las frutas y verduras que ya probaron y que resultaron de su agrado.

Siempre al alcance

Una vez en casa, asegúrate de colocar las frutas y verduras en un lugar visible y a su alcance, de tal forma que si tienen antojo o hambre a media mañana lo primero que vean sea una fruta o verdura.

Listas para comer

En el refrigerador coloca siempre a su alcance fruta picada o verdura rayada como zanahoria, pepino, jícama, apio entre otras, ya lavadas y listas para comer, así cuando abran el refrigerador buscando una alternativa para consumir será lo primero que verán.

Textura

Observa cuales son las texturas o consistencias que tu hijo prefiere, en ocasiones lo que a nuestros hijos no les gusta no es la verdura o la fruta, sino la forma en que ha sido cocinada. Por ejemplo, si a tu hijo le gustan las texturas crujientes, ofrécele zanahoria rayada o picada en lugar de cocida, es probable que la acepte más pronto y le guste más que si se la ofreces cocida en un puré o en una sopa.

No condiciones su consumo

En ocasiones cuando queremos que nuestros hijos coman más verduras, pensamos que será más fácil si ha cambio les ofrecemos los alimentos que mas les gustan como un helado, hacer esto puede confundir a tu hijo, pensando que las verduras son tan malas que se requiere de un premio por comerlas y puede afectar sus patrones de consumo en la edad adulta. Es mejor darle tiempo a que se acostumbre al sabor de las verduras

Agrégalas a sus platillos favoritos

Por ejemplo, puedes agregar frutas a su cereal, a sus panqués, en el yogurt, en sus licuados, hacer brochetas o agregar frutas en todas tus ensaladas.

Conviértete en el ejemplo

Si tu no comes verduras, no puedes esperar que tu hijo lo haga. Compartan el momento de consumir los alimentos y que tu hijo vea que todos disfrutan de una alimentación saludable.

Incluye verduras en todas tus recetas

No busques un platillo especial para agregar verduras, las puedes incluir en tus sopas, guisados o incluso ¡como postre!

Asegúrate que tus platillos estén llenos de color y variedad

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.